Saltar al contenido
La Psicología y sus beneficios

Terapia Ocupacional

La terapia ocupacional se puede definir como el conjunto de técnicas puestas en práctica con el fin de ayudar a personas, con diversos tipos de dificultades, a insertarse en la sociedad de manera exitosa y con el mayor nivel de independencia posible. Las actividades que se realizan en el contexto de esta terapia tienen la finalidad de estimular la recuperación o el fortalecimiento de funciones motoras, sensoriales o mentales.

Este tipo de terapia se puede aplicar en niños que han nacido con dificultades físicas o cognitivas. Pero también es propicia para personas que, por uno u otro motivo, han visto disminuidas algunas de sus habilidades. El campo de aplicación de la terapia ocupacional es muy amplio; sin embargo, entre los más destacados se pueden mencionar los siguientes:

Terapia Ocupacional en la Educación

En este campo o área de actuación, la terapia se centra en el desarrollo de habilidades de motricidad fina, motricidad gruesa, de pensamiento y procesamiento de aprendizajes. Es mayormente aplicada en niños que tienen ciertas dificultades de carácter físico o cognitivo.

Inicialmente, el terapeuta o psicólogo ocupacional se encarga de determinar cuáles son las capacidades y las limitaciones que presenta la persona a tratar, con el fin de establecer las técnicas adecuadas según los requerimientos individuales y específicos.

Así, las personas con condiciones como: problemas de aprendizaje, anomalías físicas congénitas, limitaciones sensoriales, autismo, problemas de conducta, entre otros; tienen la oportunidad de desarrollar destrezas para mejorar su desempeño social, físico y mental.

En este tipo de terapia, los profesionales que intervienen no sólo tratan de manera directa al paciente; sino que también, orientan y guían a los padres o responsables para brindarles un tratamiento integral y de impacto real.

La aplicación de la terapia ocupacional a edad temprana puede ser fundamental para un desarrollo sano y una integración mucho más exitosa en las actividades habituales. Sin embargo, este tipo de tratamiento es de largo plazo y requiere perseverancia de todas las partes involucradas.

Terapia Ocupacional en la Drogodependencia

La terapia ocupacional orientada a las personas que han sufrido dependencia de cualquier tipo de droga. El abuso de las drogas puede generar en las personas desordenes de conducta que les dificulta insertarse de nuevo en la sociedad y en actividades esenciales como las laborales.

En este tipo de tratamiento, se busca que el paciente se adapte exitosamente a la sociedad, recupere las rutinas que ha perdido y mejore sus capacidades tanto físicas como mentales.

La terapia ocupacional para este tipo de pacientes puede incluir el aprendizaje de oficios que los ayuden a insertarse en el campo laboral. Este tratamiento es de suma importancia no sólo a nivel psicofísico, sino que es un estímulo concreto para que estos pacientes se mantengan alejados de las adicciones.

Terapia Ocupacional para la Rehabilitación Neurológica

Los pacientes de este tipo de terapia son personas que han sufrido algún tipo de daño cerebral, bien sea por razones de salud o por accidentes. Las técnicas que se apliquen tienen el objetivo de estimular la recuperación de destrezas disminuidas, mantener las habilidades que permanecen y desarrollar nuevas capacidades para un desempeño exitoso en la vida diaria.

Este tipo de tratamiento depende de la situación específica del paciente y se aplica a nivel motor, sensorial y cognitivo. La terapia ocupacional puede tener un impacto importante en la realización exitosa de actividades básica como: alimentación, higiene personal, entre otras.

Asimismo, a través de esta terapia se puede intervenir en la recuperación de determinadas habilidades que se han visto disminuidas y que son esenciales para llevar a cabo las ocupaciones específicas del paciente.

Otras Áreas de Intervención de la Terapia Ocupacional

La terapia ocupacional puede actuar y tener un impacto positivo en otra gran variedad de situaciones como es el caso de las siguientes:

  • Prevención: en la cual se asesora a las personas, especialmente trabajadores, en relación a herramientas, técnicas y actividades para mantener la salud. Se incluye: salud postural, ahorro energético, rutinas físicas y más.

  • Salud mental: se aplica en personas que han desarrollado dificultades en sus rutinas diarias como consecuencia de medicaciones o patologías.

  • Prótesis y ortesis: es la orientación para la realización de actividades habituales con la integración de dispositivos que ayudan a restablecer funciones del sistema neuromusculoesquelético.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar