Saltar al contenido
La Psicología y sus beneficios

La Ansiedad

sintomas-y-causas-de-la-ansiedad

A causa de las emociones, el estrés laboral y otros factores de nuestra vida generamos en ocasiones algo de ansiedad que ocasionalmente puede no ser perjudicial para nuestra salud. En otra parte encontramos aquellas personas que sufren la ansiedad continuada o ataques de pánico debido a excesos de miedos, terrores o incluso vivir una situación continuada de estrés traumático.

Padecer ansiedad provoca que tengamos diferentes miedos que influyen en nuestra vida como puede ser la fobia social, pánico ante situaciones cotidianas y descontrol ante situaciones que son fáciles de controlar.

Causas que provocan la ansiedad

Existen dos tipos de causas según su origen, pudiendo ser de causa psicologica o fisica.

Causas psicológicas

  • Fobias.
  • Trastornos psicológicos.
  • Experiencias traumáticas.
  • Conductas suicidas.
  • Abstinencia de diferentes adicciones (tabaco, alcohol, juego, etc).

Causas físicas

  • Diabetes.
  • Enfermedades cardiacas.
  • Uso inadecuado de sustancias médicas o drogas.
  • Trastornos respiratorios como el asma.
  • Padecimiento de tumores y otras infecciones.

Síntomas relacionados con la ansiedad

Existen diferentes síntomas que se pueden relacionar con ataques de ansiedad, aunque cada caso es diferente según la predisposición de la persona que la padece, incluso creando cuadros de crisis de ansiedad:

  • Pánico y sensación continuada de peligro.
  • Palpitaciones y aceleración del pulso.
  • Tensión, nerviosismo y agitación.
  • Falta de aire al respirar.
  • Temblores.
  • Sudoración.
  • Debilidad.
  • Pérdida continuada del apetito y el sueño.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Necesidad de evitar distintas situaciones.
  • Incapacidad de controlar las preocupaciones.

que es la ansiedad

Tipos de trastornos de ansiedad

  • A causa de enfermedades: Son los más comunes y derivan de enfermedades de origen físico. Se puede incluir el miedo a la muerte por una enfermedad concreta o tumor entre otros.
  • Trastorno de pánico: Puede ser un trastorno con causas fisicas y psicologicas como miedo a peligros inminentes, catástrofes, palpitaciones, etc. Se pueden padecer ataques de pánico repentinos y que estos duren un tiempo prolongado.
  • Agorafobia: Es un trastorno que nos provoca malestar en sitios o situaciones concretas  debido a un sentimiento que no nos permite defendernos o que nos obliga a escapar. Un caso común sería el miedo a los ascensores pequeños.
  • Fobias específicas: Es un trastorno común en la mayoría de personas pero que generalmente no intriga mayores problemas. Debe entenderse que estas fobias nos provocan malestar o anciedad en situaciones incómodas o aterradoras, debiendo controlarse aquellas que puedan llegar a provocar pánico.
  • Trastorno de ansiedad generalizada: Son trastornos descontrolados frente a situaciones cotidianas y que normalmente no generan ningún problema. Comúnmente puede encontrarse junto a otro cuadro de trastornos o incluso casos de ansiedad.
  • Mutismo selectivo: Es un trastorno común en personas tímidas, sobretodo en niños. Puede provocar incomodidad y malestar frente a personas de la propia familia o en el trabajo y la escuela.
  • A causa de sustancias: Generalmente este trastorno deriva de un uso indebido o excesivo de drogas o medicamentos sin control médico, aunque también debido a la abstinencia prolongada a ellas.
  • Trastorno de ansiedad social: También llamada fobia social, es el pánico o estrés que sufre una persona cuando se encuentra rodeado de gente y sufre el miedo al rechazo o como será juzgado por estas. El bullying puede derivar en ansiedad social en los casos más graves.
  • Trastorno de ansiedad por separación: Este tipo de ansiedad es más común en niños con padres separados, aunque se diagnostica también en casos en los que una pareja se separa y uno de los miembro tiene problemas psicológicos derivados de la relación que incluso podrían llegar a desembocar en pensamientos suicidas.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo se deben catalogar en diferentes niveles de ansiedad ya que cada uno podría tener unas alteraciones o predisposiciones mayores. Debido a el nivel de ansiedad, las consecuencias pueden ser diferentes, por lo que debemos de conocerlas:

  • Personalidad: La personalidad de cada individuo puede ser propensa a ser el detonante para que aparezca un trastorno de ansiedad debido a la forma en cómo vive y cómo piensa frente a cada situación. Con un carácter más tranquilo, despreocupado y de razonamiento es más difícil sufrir dichos problemas.
  • Traumas: Los niños son la parte de la sociedad que más traumas pueden desarrollar aunque llegue a observarse su ansiedad cuando sean mayores. Derivan a sí sufrieron malos tratos o situaciones traumáticas.
  • Acumulación de estrés: Es uno de los factores más comunes en la actualidad debido a la acumulacion de estres en casa, el trabajo y diferentes situaciones. Es ocasionado por situaciones continuadas.
  • Trastornos mentales: Un ejemplo es el de las personas que padecen depresión, los cuales pueden llegar a diferentes cuadros de ansiedad. Este tipo de trastornos se refiere principalmente a personas con capacidades mentales inicialmente sanas que han mostrado cuadros de estrés, fobias y otros problemas.
  • Drogas: El consumo al igual que la abstinencia a distintas sustancias puede provocar un cuadro de trastornos de ansiedad por la necesidad de consumo de dichas sustancias o estupefacientes.

¿Cuándo ir al médico a causa de la ansiedad?

Deberemos ir al médico cuando mostremos ansiedad en los siguientes casos:

  • Situaciones del hogar o del trabajo que pueden causar problemas familiares o incluso la pérdida del puesto de trabajo.
  • El consumo excesivo de alcohol (entre otras drogas) para aliviar temporalmente algún tipo de problema o preocupación.
  • Miedo o preocupación excesiva para afrontar ciertas situaciones de carácter simple y que pueden llegar a ser un trauma.
  • Pensamientos o conductas suicidas.

¿Cómo combatir y prevenir la ansiedad?

  • Practicar deporte.
  • Hacer meditación.
  • Evitar las drogas como el alcohol.
  • Pedir ayuda si fuera preciso.
  • Ser activo y hacer aquello que nos guste y nos permita despejar la mente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar