Saltar al contenido
La Psicología y sus beneficios

Los Celos

celos-pareja

Los celos pueden estar presentes en cualquier persona indistintamente de su forma de crianza, condición socio económica y puede manifestarse en personas que parecían estar seguras de sí mismas.

Dentro de la psicología humana, se encuentran dentro de las emociones, lo cual es un sentimiento y que generalmente puede ser muy difícil de controlar en diferentes personas que incluso pueden llegar a la agresividad.

¿Qué son los celos?

Los celos son aquellas respuestas emocionales que intuye una persona al momento de percibir una amenaza hacia algo de su propiedad.

Hay que tener presente que los celos aparece con facilidad en momentos críticos de la vida de pareja, como el inicio de la convivencia, el nacimiento de un hijo, el inicio de un nuevo trabajo, los viajes profesionales y el mismo éxito profesional.

Por otro lado, hay circunstancias que aumentan la probabilidad de que se desencadenen los celos, como por ejemplo el que la pareja muestre interés por otra persona y el desconocimiento de dónde está la pareja, lo que puede ser interpretado erróneamente como una amenaza a su autoestima y provocarle celos.

Características de la personalidad desconfiada o celosa

Baja autoestima: Las personas con este rasgo tienen unos sentimientos de inferioridad que las llevan a pensar que los demás valen más que ellos mismos. De ahí las comparaciones y el miedo de “ser menos” que alguien de fuera para la pareja.

Desconfianza hacia los demás: Las personas desconfiadas son, a menudo, más inseguras en todos los aspectos de la vida, incluida la relación de pareja. Este miedo a ser herido o atacado se puede transformar, por desgracia, en rabia y agresividad.

Introversión y falta de recursos sociales: Las personas introvertidas, poco entregadas al mundo exterior y que cuentan con pocos recursos sociales, suelen ser individuos solitarios; por lo tanto poco habituados a relaciones sociales abiertas. Si a este rasgo le añadimos alguno de los anteriores los celos puede aparecer con mucha facilidad.

Inseguridad y dependencia emocional: Las personas inseguras tienen una mayor necesidad de estimación y, a menudo, son muy dependientes de la pareja. Tienen como característica un pensamiento inflexible y rígido, les falta sentido del humor y les cuesta muchísimo tolerar la ambigüedad.

¿Qué factores le afectan?

  1. Sentido de pertenencia y posesión.

Aunque una persona mantenga un vínculo afectivo con nosotros voluntariamente, no significa que nos pertenece, todos somos seres individuales. Por ello, es necesario evitar ejercer control sobre nuestra pareja.

  1. Temor a perder a una persona amada.

Es cuando vivimos con el temor continuo a ser engañados o abandonados o que aparezca una tercera persona a arrebatarnos nuestra pareja.

  1. Temor a quedarnos solos.

Los celos originan una gran angustia ante la pérdida de nuestra pareja por el temor a quedarnos solos.

  1. Temor de no encontrar otra pareja.

Con el tiempo nos acostumbramos a los gustos de nuestra pareja. Pensar en cambios hace sentir, temor, miedo, angustia e inseguridad, no debemos desesperarnos y pensar que nunca encontraremos a otra persona que nos pueda amar.

  1. Baja autoestima e inseguridad.

Nadie es mejor que uno, sino diferente a uno. La falta de confianza en uno mismo y pensar que no valemos lo suficiente nos llevan a pensar que nuestra pareja puede conseguir alguien mejor que uno.

Tipos de celos

  • Celos de confraternidad: estos celos son los que atacan comúnmente al hijo único que va a tener un nuevo hermano, esos celos a veces perduran hasta la adolescencia e incluso hasta la edad adulta.
  • Celos juveniles: estos celos se presentan en la adolescencia, por ejemplo cuando un chico comienza a buscar pareja y cuando otro chico o compañero logra conseguir pareja, quien está tratando de conseguirla y no lo ha logrado siente celos de esta otra persona quien cumplió su deseo.
  • Celos amorosos: muchos filósofos, científicos, religiosos, grandes eruditos y neurólogos defienden la teoría de que “celos” es la envidia y el egoísmo de una persona atraída al sexo opuesto que está siendo pretendida por otro individuo de su mismo género, es decir celos es: hombre enamorado + mujer + otro hombre enamorado de la misma mujer = celos, o viceversa, mujer enamorada + hombre + otra mujer enamorada del mismo hombre = celos, aunque este sentimiento también se puede dar en individuos del mismo género.

¿Cómo combatir los celos?

  • Asumir que se tiene un problema.
  • Reafirmar la vida de uno mismo, gustarse y apreciarse antes que a los demás.
  • Evitar conectarse a perfiles de las redes sociales que nos puedan alterar.
  • Los celos son un círculo vicioso que afectan en todos los sentidos.
  • Nuestra pareja necesita que le demos un voto de confianza.
  • Ser los más positivo posible.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar